5.0
( Sobre 5 )

¿Qué herramientas necesitas para instalar una trampilla?

Publicado Por: Alfonso Medrano En: Root En: Comentario: 0 Golpear: 217

Si no sabes que herramientas tienes que utilizar para instalar una trampilla nosotros te lo contamos en este post.

¿Qué herramientas necesitas para instalar una trampilla?

A la hora de instalar una trampilla de registro tendrás que tener en cuenta una serie de factores como el hueco donde colocarás la trampilla, los sistemas y la periflería y hasta las herramientas necesarias para dicha instalación. Y es que la importancia de una buena instalación reside en el control de todas las partes implicadas. Por tanto, queremos usar este post para hablar de la propia instalación pero también de las herramientas que debes tener a tu alcance.

Las herramientas necesarias para instalar una trampilla


Estas trampillas son realmente útiles para darte un acceso al interior de los techos y las paredes de pladur. Dichas trampillas están fabricadas con materiales de primera calidad, lo que les otorga una gran durabilidad. En cuanto a los modelos, siempre cuadrados, oscilan entre los 20x20 cm y los 60x60 cm. Por otro lado, la instalación es bastante sencilla en tanto que tienes que marcar el lugar donde vas a instalar la trampilla para después recortar la placa e intentar que quede lo más ajustada posible al hueco que has abierto.

Así, en relación a las herramientas, deberás contar con algunos lápices o bolígrafos para apuntar bien las zonas de referencia del marco. Igualmente, tendrás que trasladar dichas medidas a la plancha de donde sacar la trampilla, por lo que también serán necesarios una regla y algunos folios para trasladar todas las medidas correctamente.

Una vez que tengas marcada la zona es importante que cuentes con un cúter para hacer las marcas iniciales como una referencia todavía mayor que las marcadas con el lápiz, pasando después al uso de una sierra para hacer el corte definitivo del tamaño de la trampilla que necesites. Otras de las herramientas serán una escoba y un recogedor para limpiar los restos de la tabla que no vayas a usar.

Una vez que hayas pasado esta fase, necesitarás de una lijadora o un papel de lija para pulir bien los bordes de la trampilla y que la misma llegue a encajar a la perfección en el hueco que has diseñado. De hecho, en esta etapa tendrás que jugar con el espacio y tratar de ajustarlo lo máximo posible, pero sin que quede muy holgado. Y después pasarás a acoplar la trampilla en la zona preparada para ello. Por tanto, tendrás que contar con silicona o un producto similar, o incluso algo de cemento para que quede bien fija al techo.

En definitiva, para preparar la zona de una trampilla para su posterior acoplamiento son necesarios todos los materiales citados, cada uno de ellos importante en su fase. De esta manera, la trampilla de registro podrá ser fabricada, preparada y montada adecuadamente para subirla a la zona del techo o a la parte donde vaya a ser colocada sin ningún problema.


Comentarios

Deje su comentario